Meses después de una ola de controversias, el fundador de Nuggets News e influencer cripto Alex Saunders emitió una disculpa pública sobre las polémicas del año pasado y la forma en que manejó las cosas.

En 2021, Saunders tuvo que hacer frente a una serie de denuncias en las que se afirmaba que no había pagado préstamos y fondos de inversión. Los afectados aseguraban que Saunders les debía Bitcoin (BTC). Esto obligó a entidades mediáticas australianas a realizar investigaciones y concluir que el influencer debe hasta USD 7 millones.

El CEO de Nuggets News se enfrentó a una demanda de USD 350,000 presentada por Ziv Himmelfarb, en la que reclamaba daños y perjuicios por préstamos impagados. Himmelfarb dijo que había invertido 4 BTC, 30 Ether (ETH) y USD 50,000 en stablecoins. Como Saunders no respondió, se dictó una sentencia en impago que obligaba a Saunders a pagar las pérdidas del inversor.

image
Alex Saunders en su canal. Fuente: Nuggets News en YouTube

Aparte de esto, el influencer también fue objeto de críticas por un lanzamiento fallido de un proyecto basado en Decentraland. El influencer había recaudado fondos para una sede virtual en la plataforma Decentraland. Sin embargo, más tarde se reveló que Saunders no pagó al estudio que debía construir la sede virtual.

Tras un largo paréntesis, el fundador de Nuggets News emitió un comunicado público en Twitter en el que aseguraba que había saldado la mayoría de sus deudas y que estaba en proceso de pagar las demás. El influencer admitió que “no pensaba con claridad y manejó mal las cosas”. Dijo:

“Todas las personas con las que tuve algún tipo de trato dentro del espacio de las criptomonedas ya han sido contactadas y reembolsadas, o están en proceso de ser reembolsadas”.

A pesar de la disculpa, no todo el mundo cree el reciente anuncio de Saunders. En una de las respuestas, el usuario de Twitter “Jexxa” dijo que le parece una “escapatoria” y que Saunders sabía lo que estaba haciendo a sus “confiados seguidores”.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.