https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS9zdG9yYWdlL3VwbG9hZHMvdmlldy9iMTIwMTUzMmIwMWQwZWVmZmM2YzBjMmVlOWU3MWNhZC5qcGc=.jpg
image

La administradora de fondos más grande del mundo, BlackRock, ha expresado interés en Bitcoin en un acuerdo con el exchange Coinbase. Al parecer, BlackRock estará ofreciendo Bitcoin a sus clientes institucionales a través de Coinbase Prime. La noticia ha llegado para sacar a Coinbase de una mala racha. De hecho, la acción se disparó con las buenas nuevas. ¿Qué mala racha? Bueno, me refiero a los anuncios de despidos, los problemas con la SEC y la retirada de Cathie Wood en medio de un ciclo bajista para Bitcoin y las demás criptomonedas. Lo de BlackRock, combinado con el anuncio de Meta, representan un cambio de suerte para el exchange.

La noticia, en efecto, ha hecho maravillas para el precio de la acción de Coinbase durante los últimos días. Curiosamente, esta misma noticia no causó un gran efecto en el precio de Bitcoin. El jueves, el día de la noticia, fue un día rojo para Bitcoin. El viernes, el día después de la noticia, fue un día verde. Pero tuvimos una vela bastante modesta con poco volumen. No se podría decir que se trató de un día particularmente especial. En términos generales, el mercado ignoró el anuncio. Se mostró indiferente. Los bitconers parecen estar más pendientes de la Reserva Federal, de la inflación y  del mercado laboral que de acuerdos entre exchanges y gigantes financieros.

En este momento, el maximalismo tóxico está dominando la narrativa en criptotwitter. Los libertarios, anarcocapitalistas y conservadores de la vieja guardia están en una campaña de radicalización. La consigna “No tus llaves, no tus monedas” es la bandera. Se trata, por supuesto, de una falsa equivalencia. En realidad, son cosas distintas. Son manzanas y naranjas. Porque la custodia y la propiedad son conceptos diferentes. La autocustodia, ciertamente, es una opción viable para muchos. Pero no es una opción para todo el mundo. El usuario es libre de escoger el mecanismo que mejor se adapte a sus necesidades. La tolerancia y la diversidad de opciones son las bases de un mercado libre. He ahí el problema del maximalismo tóxico. El maximalismo es intolerante y totalitario. En este sentido, es la antítesis de la libertad.

Ahora bien, supongamos que confiamos en un tercero con la custodia de nuestros BTC. Luego, la firma se declara en bancarrota. ¿Acaso todos los custodios se declararán en bancarrota? ¿La solución es optar por la autocustodia como la única opción? Volveríamos a la consigna “No tus llaves, no tus monedas”. Ahora supongamos que tenemos un inmueble y decidimos ponerlo en alquiler para recibir una renta. ¿No tus llaves, no tu inmueble? Supongamos que otorgamos un crédito. Tu dinero está en manos lejanas. Sin embargo, esa deuda es un pasivo para el deudor y un activo para el acreedor. O sea, nuestro dinero, en el fondo, es la promesa de alguien más. Y la posibilidad de un impago es real. ¿Esto implica que toda promesa es un fraude desde el comienzo? ¿Nuestro único activo es el dinero que tenemos en nuestra cartera?

El sistema capitalista se basa en relaciones de este tipo. En la práctica, resulta evidente que el uso y la custodia no son sinónimos de propiedad. De hecho, nuestra propiedad es valiosa, en gran medida, porque otros pueden trabajarla. Ahora supongamos que somos víctimas del fraude. Alguien nos hizo una falsa promesa y perdimos dinero en consecuencia. Tenemos dos opciones. Primero, podemos dejar de confiar en terceros de manera definitiva. O sea, nunca hacer más tratos con los demás y ser el único usuario y custodio de nuestra propiedad. Segundo, podemos reportar el fraude a las autoridades competentes. Y podemos buscar mejores socios en el futuro. El capitalismo ha escogido lo segundo. 

Claro que todo esto pertenece más al campo de la economía política que al campo de las inversiones. Cierto. De hecho, si nos guiamos por el ruido en criptotwitter, cualquiera puede llegar a pensar que Bitcoin es más un partido político que un activo digital. El objetivo del inversor es hacer dinero con sus inversiones. Eso, por lo general, significa que se debe poner a un lado lo político para poder tomar las mejores decisiones financieras. La política te ciega. Y crea un sesgo muy contraproducente. Por ende, el inversor debe ser pragmático y objetivo.

¿Qué significa la alianza entre BlackRock y Coinbase para el precio de Bitcoin? Significa que más capital institucional tendrá acceso a Bitcoin. Quiere decir que el Smart Money tendrá más peso en este mercado. Y eso es excelente para el precio de Bitcoin. O sea, significa que ahora tenemos más razones para ser alcistas en el largo plazo. ¿Qué es el dinero institucional? Se trata de organizaciones que utilizan el dinero de los demás para hacer inversiones. En otras palabras, son los administradores de la propiedad de otros. Son intermediarios. Y son cuerpos centralizadas.

Los mercados normalmente nos dicen lo que quieren los usuarios. Y los usuarios, por lo general, se van por la mejor oferta. Muchas personas recurren a los exchanges, porque los exchanges ofrecen productos y servicios de su interés. ¿Qué tan representativo es el maximalismo? Se trata de autoproclamados guardianes de la fe, promoviendo las ideas de un sector político minoritario. En el fondo, no representan a toda la comunidad. Y la ideología no es muy impráctica a gran escala. Los maximalistas no tienen los números, ni los fondos para llevar a Bitcoin al siguiente nivel. Por otro lado, BlackRock, el Smart Money y las instituciones en general son palabras mayores. Como inversor, siempre es más inteligente apostar con las grandes de Wall Street.

BlackRock administra más de 10 billones de dólares en activos. Y es, seguramente, la institución financiera más influyente del mundo en estos momentos. No creo que sea muy descabellado asumir que los bitcoiners terminarán escogiendo el lucro sobre la idiosincrasia. Tarde o temprano, la adopción institucional será aplaudida, porque hace maravillas por el precio. Y todo este tema de la descentralización y la autocustodia en términos absolutos se mantendrá como un tópico bastante popular dentro de un círculo reducido en Twitter. Sin embargo, las prácticas de los usuarios como un todo nos revelarán otra verdad. ¿Por qué confiarle nuestro dinero a un tercero? Bueno, porque estas personas piensan que su dinero está en mejores manos con BlackRock. El acto de dividir el trabajo es tan viejo como la civilización. La autosuficiencia es una opción. Pero no es la única opción. Allá afuera, hay un mundo, rico en opciones, y repleto de personas haciendo negocios entre sí. En fin, es muy positivo para el precio que las grandes instituciones quieran invertir en Bitcoin. ¡Bienvenidos!  

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Te puede interesar:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.