image

Aave (AAVE), la plataforma de préstamos DeFi, lanzó el ecosistema Lens Protocol en la blockchain Polygon (MATIC) como su forma de desafiar a las plataformas de redes sociales centralizadas como Twitter o Facebook. Lo que empezó con una carta abierta para recabar apoyos en torno a la idea de que los creadores de contenidos deben poseer y controlar sus identidades digitales, desembocó en el desarrollo de una red social nativa de la Web3 impulsada por tokens no fungibles (NFT).

En una conversación en Twitter Spaces que la empresa organizó esta semana, Stani Kulechov, CEO y fundador de Aave, describió la misión que hay detrás de Lens Protocol.

“Queríamos construir un protocolo de redes sociales, o esencialmente un gráfico social, y hacer que esos perfiles estuvieran on-chain, siguiendo las relaciones on-chain y creando una forma de distribución de contenidos sin permisos entre un creador y la audiencia”.

Kulechov y su equipo de desarrolladores han investigado los problemas de las actuales plataformas de redes sociales. Según uno de los desarrolladores, conocido como “Zer0dots” en Twitter, “somos personas. No somos productos. No somos números ni puntos de datos”. Se refiere al contenido de los feeds de los usuarios, ya sea una foto en Instagram o un tuit, que Meta o Twitter pueden vender como datos a las corporaciones. Describió cómo Lens Protocol quiere pasar de que “los usuarios sean los productos” a dar a los creadores la propiedad suficiente para elegir cómo se distribuye su contenido.

Básicamente, el protocolo permite a los usuarios crear un perfil, que es un NFT totalmente componible. Estos NFT dinámicas contienen el historial de todas las publicaciones, reposts, comentarios y otros contenidos generados, como música, comentarios, arte, fotos y videos. Una diferencia clave es que los perfiles están vinculados a una dirección de billetera, y los propietarios pueden elegir cómo monetizar su contenido. Un seguidor también puede recoger la publicación de otra persona y recibir un follow en forma de NFT negociable.

“Y puedes elegir quién los tiene”, dijo Zer0dots. “Puedes elegir qué lógica se ejecuta. ¿Hay una comisión? ¿Se trata de una curva de unión que es la suscripción? ¿O se trata de direcciones específicas que quieres? Hay muchas opciones diferentes”.

Durante la sesión de Twitter Spaces, el equipo de Aave también sugirió la posibilidad de convertir los perfiles en una organización autónoma descentralizada, o DAO. Un seguidor puede optar por tener poder de votación y delegación sobre lo que podría ser un perfil DAO.

Aave comparó este nuevo ecosistema con un “jardín de desarrolladores” de código abierto en el que invitan a la comunidad a “coger el abono” y construir sobre el protocolo, cualquier cosa, desde aplicaciones sociales y plataformas de análisis hasta herramientas DAO. El objetivo de la empresa es reflejar la interacción social de la vida real, que no está ligada a los algoritmos y políticas cambiantes de una plataforma.

Por ahora, el código de Lens Protocol está disponible para probarlo en la red de pruebas Polygon Mumbai. Según Kulechov, Polygon fue la red elegida por la velocidad de las transacciones y la rentabilidad, y porque las aplicaciones pueden desplegarse en cualquier cadena porque es compatible con la máquina virtual de Ethereum.