https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDgvNGY1MGNiYTMtNjQ2ZC00NmE4LTg1MmEtYTNkNGNmODM0N2Q3LmpwZw==.jpg
image

La empresa de capital riesgo Andreessen Horowitz (A16z) anunció el miércoles que había ideado un conjunto de seis licencias adaptadas a los tokens no fungibles (NFT) que estaban basadas en el modelo promovido por Creative Commons. Al igual que las licencias de Creative Commons, hay una gama de derechos disponibles a través de una variedad de las licencias NFT propuestas, tituladas Can’t Be Evil (No pueden ser malas).

En una entrada del blog, el abogado general de A16z, Miles Jennings, y el socio general, Chris Dixon, escribieron que, aunque algunos creadores de NFT utilizan licencias de Creative Commons y otros personalizan sus términos, muchos proyectos de NFT no tienen licencias o las tienen mal redactadas, lo que provoca problemas de derechos de autor u otros problemas legales. Los compradores de NFT, añadieron, no suelen tener ni idea de los derechos que reciben con sus NFT.

El nuevo conjunto de licencias tiene los siguientes objetivos:

“(1) ayudar a los creadores de NFT a proteger (o liberar) sus derechos de propiedad intelectual (PI); (2) conceder a los titulares de NFT una base de derechos irrevocables, ejecutables y fáciles de entender; y (3) ayudar a los creadores, a los titulares y a sus comunidades a liberar el potencial creativo y económico de sus proyectos con una clara comprensión del marco de PI en el que pueden trabajar”.

Las licencias también pretenden responsabilizar a los creadores del uso de material de terceros sin permiso.

Las licencias son modificables e irrevocables. Proporcionan diversos derechos en cinco categorías: Copiar, Exhibir y Distribuir, Revocación de Discurso de Odio, Uso Comercial, Modificar y Adaptar y Sublicencia. Están disponibles como contratos inteligentes en el GitHub de a16z Crypto bajo la licencia Creative Commons más permisiva.

La habitual falta de claridad entorno a los derechos de propiedad de los NFT ha provocado la decepción de los compradores y ha amenazado con crear “una ola de litigios”. La situación ha atraído la atención del Congreso de los Estados Unidos. En junio, dos senadores solicitaron que la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos y la Oficina de Derechos de Autor de los Estados Unidos prepararan un estudio sobre las cuestiones relacionadas con los derechos de propiedad intelectual de los NFT.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.